Libro 5:  "Un diario de clase no del todo pedagógico"
                    Trabajo por proyectos y vida cotidiana en la escuela infantil

 

Breve Sinopsis:

En este libro, escrito como un diario de clase, se propone un modo de vivir la escuela alegre, vivo y apasionante. En él aparecen diálogos de los niños, inquietudes, razonamientos y fantasías, enmarcados en un proyecto didáctico que pone el acento en la escucha y la inclusión del mundo afectivo en la vida de la escuela.

 
     
  Datos:
 
  Edita

  EDICIONES DE LA 
 TORRE
  Espronceda, 20
  28003 - MADRID
  Colección:
  Proyecto Didáctico 
  Quirón
  Prólogo:
  Beatriz Trueba
  ISBN:
 
84-7960-245-7
 
  Edición:
  1999
  Reimpresión:
  2000
  2006
 
 Temática
:
  Educación infantil
  Páginas:
 
191
  Lengua:  
  Castellano

Críticas especializadas:

 

HILDA WEISSMAN: en Aula Infantil. Editorial Graó. Barcelona, mayo-junio 2001, núm 1.


"Cada vez que leo un libro de Carmen Díez revivo la placentera sensación de abrir una ventana por la que penetra una brisa de aire fresco. En esta ocasión, la lectura evocó en mí aquellos años en los que los diarios de Antón Makarenko invitaban a pensar en una escuela diferente, innovadora pero posible, en un maestro preocupado por ayudar a sus alumnos a aprender y a hallar vías para descubrir e interpretar el mundo, el mundo exterior y la propia realidad interna. Por eso, en homenaje a ese estilo de ser maestro, pondría como título del libro: 'Un poema pedagógico'.

Tanto los educadores y educadoras creativos y entusiastas que disfrutan y aprenden al ver reflejadas sus propias ideas, como aquellos que por diversas circunstancias han perdido parte de su ilusión y padecen el agobio de la rutina y del "no se puede", hallarán en este libro la presencia de una educadora que disfruta, que reflexiona, que siempre está dispuesta a aprender. Y, entre líneas, podrán leer ideas pedagógicas de una gran profundidad.

El mensaje central de la obra es la permanente referencia a la identidad de la etapa de educación infantil. Una etapa que no es preparartoria de..., ni para..., sino que mantiene aquellas características que le son propias, una etapa en la que se sientan las bases de futuros aprendizajes, siempre que se ofrezcan las oportunidades para hacerlo, si se entiende que es por medio del juego como los niños y niñas tienen ocasiones para conocer mejor la realidad, para comprenderla, para elaborar sus experiencias, para hallar sus propias preguntas, y al mismo tiempo encuentran muchas Carmen Díez atentas a sus tanteos (no necesariamente a sus éxitos o fracasos), que da empujones para continuar, que crea ambientes para descubrir, para ejercitar la comprensión, para crear. Que apuesta por una niñez deseosa de ejercitar su autonomía y de aprender a hablar mucho y claro sobre lo que les duele, sobre las frustraciones, y logros, y deseos,... Y para lograrlo, da permisos, crea espacios para elegir y dar paso a propuestas, negocia, se permite dudar, equivocarse, rectificar.

Es una obra que recomiendo dejar en la mesilla de noche, para buscar respuestas y, sobre todo, preguntas, cuando se siente agobio y un buen remedio es buscar una brisa de aire fresco."