Libro 8:  "Emociones"
              

Breve Sinopsis:

Éste es un libro que transmite emociones: las de los niños y las de las maestras. Gira alrededor de dos constantes que las autoras consideran fundamentales: dar la palabra a los niños, y tener como adultos una actitud de  escucha.  

   
  Datos:

  Edita:
  OCTAEDRO /
  A.M. ROSA SENSAT

  Bailén, 5

  08010 - BARCELONA
  Coautores
  Elisabet Abeyà
  M. Carmen Díez 
  Pitti Gómez
  Colección: 
  Temas de In-fan-cia
  Prólogo: 
  Pere Darder Vidal
  ISBN
  84-8063-771-4
  Edición: 
 
1ª diciembre 2005
 
Temática: 
  Educación infantil
  Páginas:
 
88
  Lengua
  Castellano
   
 
 

 
 


Críticas especializadas:



Pere Darder. Barcelona, abril de 2002.

“La riqueza de la vida de las niñas y los niños y su deseo de conocer y entender se pone inmediatamente de manifiesto en este libro; sólo hace falta ayudar a que los pequeños se puedan expresar. Esta expresión de la vida -habitual en la educación infantil, pero progresivamente restringida, olvidada o desvalorizada- muestra la vitalidad de las emociones y su papel de guía para introducirse en la propia vida y en la realidad.

La mirada emocional intencionada de las autoras favorece el conocimiento de las situaciones vividas y la conexión con los hechos que las han motivado, y ayuda a los niños a relacionar emociones y conocimientos como una forma de aclararse y construir la propia vida. Y eso no se ha de interrumpir, ya que está en la base de la adquisición progresiva de la madurez.

Los niños descubren poco a poco qué es lo que los otros sienten y cómo reaccionan. La expresión y el diálogo les aportan conocimiento mutuo y enriquecen sus puntos de vista. La conducción abierta y estimulante lleva a respetar las aportaciones de los otros, y a potenciar la necesidad de entendimiento, o la intervención cuando se pone en peligro la convivencia armónica. La relación entre emociones y conocimiento se extiende a todo el conjunto de aprendizajes que se han de conseguir, de manera parecida a cómo los niños y niñas –y todos nosotros- viven la vida, de forma integrada y globalizada. Las emociones intervienen en la adquisición de las competencias que progresivamente se han de conseguir.
 

Los textos también nos acercan al contexto que enmarca todas las actividades. La acogida a cada niño y a lo que le rodea, empapada de confianza y respeto por las contribuciones de cada uno y por la atención a los ritmos individuales, en un esfuerzo que, como podemos ver, a veces deja insatisfecho al adulto por el miedo de no llegar a todos. Nada que ver con un tratamiento colectivizado en el que los niños y las niñas no cuentan como personas y su aventura individual no está presente. Se concede la palabra a los niños y se potencia la escucha activa para contribuir al progreso y a la satisfacción personal de cada niño, del grupo y del mismo maestro.

La atención y la ayuda al desarrollo emocional han de partir de un adulto que se esfuerza por conocer y por vivir las propias emociones e introducirlas en su vida profesional. En este aspecto, los textos reflejan constantemente la presencia de las maestras, convirtiendo su tarea en una aventura vital que desborda el rol del maestro para inscribirse en el personal de cada una de ellas, e integrarlos ambos.

Deseo que la mirada que nos han permitido hacer las autoras a sus clases y la participación en sus reflexiones produzcan un efecto estimulante y una preocupación para ayudar a los niños a acceder a un desarrollo sano y más feliz, que sin duda, ha de mejorar la convivencia entre las personas y las sociedades.”