La bisabuela Juana

 
     
   

 

Los ojos juguetones y confiados de Julián han atrapado con su innegable encanto a su bisabuela Juana.

Y ahí se han quedado los dos, presos y libres en una mirada emocionada y dulce que ha detenido el tiempo en un instante feliz.

                                    

                                      Quizás para que el pasado y el futuro pudieran encontrarse,

                                      hacer un brindis,

                                      y vestir de esperanza este presente cargado de cariño

                                      y de vida.